ACCESO SOCIOS

Carta del Presidente

Estimad@s soci@s y amig@s:
           
Este es mi primer año como Presidente de nuestro Club y, en nombre de todo el equipo que conforma la Junta Directiva, quisiera desearos en estas fechas tan especiales, que paséis unas felices navidades en compañía de vuestros seres queridos, y que en el año 2020 se cumplan todos los deseos que anheláis y que tanto os merecéis.

Quiero también aprovechar para compartir con vosotros el orgullo que sentí el pasado sábado 14 de diciembre en el salón de actos del Edificio de Gobierno del Hospital Universitario Virgen del Rocío, en donde el Centro de Transfusión, Tejidos y Células de Sevilla celebró un acto de entrega de los premios a las personas, instituciones, empresas y medios de comunicación que han destacado por su labor en pro de la donación de sangre.Y es que en dicho acto, una de las entidades galardonadas fue la asociación recreativa Club Río Grande, sí, nuestro Club. Siempre he escuchado hablar bien de nosotros como club y también de todas las personas que lo conformamos, pero esta ocasión fue superada con creces, por la cantidad y calidad de halagos sobre los socios y las personas que lo componemos.

En el periodo estival, en el que las reservas de sangre están bajo mínimos, los socios y familiares que componen nuestra comunidad dan un paso adelante y hacen que nos coloquemos a la cabeza de las entidades que propician que dichas reservas no alcancen nunca unos niveles críticos que puedan poner en riesgo la vida de las personas que tanto necesitan de nuestra altruista ayuda. En pocos años hemos pasado de generar 24 bolsas de sangre en cada jornada hasta las casi 90 obtenidas en la última visita a nuestras instalaciones, todo un ejemplo de la generosidad y compromiso de la gran familia que formamos este Club.

No hace falta que os diga la satisfacción y gratitud que sentí al recibir la placa de reconocimiento a nuestra institución en nombre de todos y cada uno de los que habéis participado para que esta plausible iniciativa fuese posible.

Desde aquí, os animo a que sigamos cooperando a través de este gesto de solidaridad con los que más necesitan de nuestro apoyo para afrontar y disfrutar del reto más bonito que tenemos todos cada día, que es la propia vida. Con nuestras donaciones damos precisamente vida y, como indicaban los responsables del Centro de Transfusiones, nunca se sabe cuándo uno de nosotros o de nuestros seres queridos necesitarán hacer uso de las reservas existentes para seguir disfrutando de la vida tan bien como sabemos hacerlo cada día en nuestro querido Club.

Gracias infinitas por vuestro impagable compromiso y felices fiestas.