Estabilidad

Tras haber presentado vídeos y propuestas sobre la liberación miofascial y la movilidad, deberíamos continuar esa preparación al movimiento con una preactivación de la estructura central de nuestro cuerpo: EL CORE , PILAR o NÚCLEO. La cintura pélvica, la columna y la cintura escapular, serán la estructura sobre la que trabaje El CORE, estabilizando, trasmitiendo y generando fuerza de miembros superiores a miembros inferiores.

La cintura escapular es parte de ese CORE, y como tal debemos hacer una buena activación, para asegurar la estabilidad de la estructura durante el desempeño de nuestra actividad. En deportes como tenis y pádel, esta estabilización juega un papel aún más importante, ya que debemos asegurar que esta estructura sea estable en diferentes situaciones del espacio, por lo que aunque tenemos que empezar por la base, será fundamental progresar y aumentar la riqueza de estímulos, para mantener a salvo nuestra estructura y garantizar así, la estabilidad de la misma.

Estos ejercicios podrán ser el inicio, para mejorar la estabilidad de la cintura escapular, y  sobre ellos podremos ir evolucionando con diferentes propuestas:  estabilización estática, estabilización dinámica, variar velocidades o cargas, meter cambios de planos, estímulos que generen incertidumbre e impliquen una toma de decisión, etc. 


Tomar conciencia e integrar dónde deben trabajar nuestras escápulas en las diferentes propuestas que hagamos, para así asegurar la estabilidad de la articulación glenohumeral, que es la que nos permitirá hacer cada golpeo con total garantía.

No duden en ponerse en contacto con el Equipo enmovimiento, si tienen alguna duda.
Seguimos enmovimiento”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp